jueves, julio 23, 2009

Todo Realmente Quiero...



He estado ausente desde lunes, el cumple de mi hija. Pero le dije a mi supervisor que estaba enfermo. Esperaba estar enfermo solamente para no podía trabajar.

No quiero trabajar más. Solamente quiero escribir y leer y quedarme en mi hogar junto con mi mujer y nuestros niños. Y todos los días, escribiré y leeré sin parar. Y cuando paro, pasearemos en parques y centros comerciales y en lugares llenado con la naturaleza. Y dos, tres, o cuatro veces al mes, viajaré en muchas partes de mi país. Sacaré fotos de sus poblaciones rústicas con sus casas e iglesias viejas.

Y cada domingo, mi familia y yo asistiremos la Misa Sagrada. Y lucharé para difundir la Misa Tridentina en nuestras iglesias locales.

Si no trabajo más, seré capaz de tener más tiempo afilara las habilidades y talentos de mis niños. Tendré más tiempo con mi esposa también.

Si no trabajo más, seré capaz de continuar las tareas patrióticas del Señor Guillermo Gómez Rivera y Nick Joaquín junto con mi mejor amigo Arnaldo Arnáiz.

Si no trabajo más, tendré más tiempo para descansarme para pensar y crear más ideas buenas y originales.

Si dejo de trabajar, no trataré más con la gente difícil y mala.

Lamentablemente, si dejo mi trabajo, no seré capaz de criar mi familia más.

El problema es esto: no tengo bastante dinero ni tiempo para realizar estos sueños. Pues, realmente necesito trabajar.

Adivino que los sueños son sólo así... sueños...

Voy a volverme este lunes a mi trabajo, pues.

Ay, la vida... ¿por qué difícil eres?

***

Gracias a Vladimir Prelovac por la foto arriba.

3 comentarios:

Tamisalat dijo...

Hola Pepe Alas,

Toda la vida, la suya y la mía, es un sueño. Entonces debes soñar más y soñar aún mejor, volar con alas más grandes y más fuertes. Es obvio que te andas apasionando de escribir. Hay dos especies de escritores, los que escriben para sí mismo y los que escriben para los demás para que se cambien, se mejoren, se fortalezcan. Espero que tu escribas para los demás para que nuestro mundo se haga mejor, para que se quite el odio y la maldad del corazón humano, para que los filipinos muy pobres a pesar del escasez mantengan la esperanza de que ojalá mañana pueda ser algo diferente llevandose a ellos la alegría y a la vez el orgullo de tener nacidos filipinos, y muchos más semejantes. Ser escritor como así es ser héroe verdadero. No importa que hablemos otras lenguas, que podamos escribir en idiomas ajenos, que conozcamos ángeles en el corte. Tenemos que hacer lo que se necesita, lo que nos falta, o sea cambiar a nuestro mundo, aunque sólo podamos hacerlo poco a poco y tal vez sólo podamos lograrlo por adentro de dos metros cuadrados que nos rodeen adondequiera andemos.

Saludos,
Tamisalat

withonespast dijo...

Asi es la vida! This is our reality - how I wish I could get paid by doing what I want to do. If God would bless us, maybe we can make a living doing the stuff we love doing. While hoping for that to come, I aint gonna quit my day job!

PEPE ALAS dijo...

@Tamisalat -- ¡Qué poético eres! ¡Jejeje! Mil gracias por tu apoyo, por darme más confianza a mí mismo, y más esperanza para continuar lo que quiera hacer. La vida es un sueño, pero es un tipo de sueño que quiere vivir. Y sí, mucha gente dice que ser un escritor es hacerse un héroe. No quiero hacerme un héroe. No puedo hacerme un héroe porque tengo muchas faltas en mi persona. Pero como otros pensadores que están preocupado con el bienestar de la sociedad, es la única cosa que puedo contribuir: criticar a través de escribir. Y intrepetar la sociedad artísticamente con mis escritos. Una vez más, gracias y un saludo caluroso. =)

@Arnaldo -- De acuerdo, así es la vida. That is why I have to play the lottery regularly, hehe! And yes, our jobs are God's blessings. It's just that we simply cannot have everything we want at the same time. Thanks for passing by, mi hermano.