domingo, enero 03, 2010

Al Sagrado Corazón de Jesús (Manuel Bernabé)

AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
HIMNO

Coro:
No más amor que el tuyo,
oh Corazón divino,
el pueblo filipino
te da su corazón.
En templos y en hogares
te invoque nuestra lengua:
Tú reinarás sin mengua,
de Aparri hasta Joló.

Primera estrofa:
Ha tiempo que esperamos
tu imperio en el Oriente;
la fe de Filipinas
es como el sol ardiente,
como la roca firme,
inmensa como el mar.
La iniquidad no puede
ser de estas Islas dueña;
que, izada en nuestros montes
tu celestial enseña,
las puertas del infierno
no prevalecerán.

Segunda estrofa:
Sea el primer vocablo
que aprenda el tierno infante
y el último sollozo
en el mortal instante
tu nombre venerando
más fuerte que el imán.
La esposa enseñe al hombre
a amarte con cariño;
la madre al hijo diga
tus glorias desde niño,
y fórmese en tu espejo
la vida del hogar.

--Manuel Bernabé (Cantos del Trópico, 1929, The San Juan Press, Manila)--


(De izquierda a la derecha) Los aviadores Joaquín Lóriga y Eduardo Gallarza con los poetas Manuel Bernabé y Jesús Balmori: hispanoparlantes, ¡filipinos verdaderos!

Les presento este poema famoso de Manuel Bernabé (1890-1960), el orgullo de mi pueblo natal: Parañaque. El mismo poema fue incluido también en su otra colección de versos, Perfil de Cresta (1957, Carmelo & Bauermann, Inc., Manila).

Además de escribir poesías, Bernabé también era un abogado y académico. De hecho, era el jefe o cabeza del Departamento de Español en la Universidad de Filipinas. Después de ejercer una carrera de abogacía, él se hizo un miembro del Congreso para la Provincia de Rizal (antiguamente Mórong). Como un aficionado grande de las peleas de gallos, extrañamente luchó contra la aprobación de una ley que trató prohibir el dicho deporte. Él sostuvo que las peleas de gallos era la única costumbre filipina existente, ¡jajaja! Y su pasión por gallos es la razón por el título de su libro Perfil de Cresta (cresta es la carnosidad roja sobre la cabeza de gallos).

En 1924 y 1926, ganó el Premio Zóbel. Y en 1930, se hizo un miembro de la Academia Filipina de la Lengua Española. También fue llamado un poeta laureado en español el 1950. Él recibió premios de España debido a sus esfuerzos incansables en la propagación y la conservación de la lengua española: El Yugo y las Flechas en 1940 y el Orden de Isabela la Catolica en 1953.

Este poema suyo, Al Sagrado Corazón de Jesús, fue escrito durante la ocupación estadounidense. Era famoso y fue cantado en muchas iglesias. De este poema viene la frase famosa "de Aparri hasta Joló" en su traducción tagala: Mulâ Aparri hangáng Joló. Fue usado como una parte de las letras del tema musical del famoso programa de variedades Eat Bulaga!

1 comentario:

Chiness dijo...

No sabía que tuvo otra estrofa este himno al Sagrado Corazón de Jesús. Conozco la segunda estrofa de este himno como siguiente:

2ª Cobija con tu manto
la casa sola riega,
bendice al filipino
que acude a Ti, y abniega
en sumo Bien al pueblo,
¡Dulcísimo Señor!
Y mientras flota el arca
de nuestras tradiciones
tu Corazón impere
en nuestros corazones
y extiéndanse tus glorias
de Aparri hasta Joló.

Por eso, la pongo tercera lo que presentaste. ¡Gracias! Este himno es uno de los himnos españoles que me gustan. Los otros son el “Perdón, O Dios mío” y “Adiós, Reina del cielo.” Ahora han redescubiertos y salvados los manuscritos de las magnas misas del país, como la de Baclayón y la de Sta. Clara.