lunes, junio 02, 2008

Siguiendo las Huellas de Rizal en "Viñáng" (Biñán, Laguna)


La sala antigua de los Alberto.

El marzo pasado (no recuerdo la fecha exacta), mi amigo y compañero de oficina Arnold Arnáiz, uno de los supervisores en APAC Customer Services y un aficionado de la historia filipina, y yo fuimos a Biñán, La Laguna para buscar una capilla (ahora una iglesia) donde Rizal rogaba durante su juventud en el mismo pueblo: Nuestra Señora de la Paz y Buen Viaje (desde 1867). Después de eso, yo no supe que Arnold y yo compartimos la misma pasión ,la historia filipina, aunque me ha dicho muchas cosas favorables sobre nuestro pasado español, especialmente con su gran interés con Rizal. ¡Que casualidad!

Un día, después de hablar sobre Pepe, y cuando él averiguó que tengo el mismo interés sobre Rizal, me invitó a ir a Biñán para buscar la dicha iglesia. Leyendo una nota de la Biografía de Rizal de Rafaél Palma que yo tengo, averiguamos que Rizal rogaba en esta capilla que comparte el mismo nombre que el de la iglesia famosa en Antipolo. La misión es para buscar esta capilla desconocida. He estado a la población vieja de Biñán pocas veces, y siempre he pensado que la iglesia grande enfrente de la plaza, acerca de la mansión de los Alberto (los antepasados de Rizal con su mamá) y al lado del ayuntamiento es la misma capilla que Rizal iba. Aquella iglesia se llama Iglesia de San Isidro Labrador (hace poco años, hace busqué por un fechador histórico que puede relaciona con Rizal, pero no tiene).

Primeramente, visitamos la mansión de los Alberto. Averiguamos que la mansión es casi abandonado. No realmente, pero el propietario actual, Geraldo "Gerry" Alberto (descendiente de los parientes de Rizal), no vive allí más; sólo visita a veces la casa fortaleza para asistir a sus negocios en Biñán. La casa está en una condición miserable. Sí, algunas de los muebles y cuadros antiguos están allí todavía, pero el estado actual de la casa es muy triste -- las paredes dentro y afuera de la casa, las cuadros (retratos de pintura), y otros están en decomposición. La casa entera, excepto, a lo mejor, la sala, está sucia y polvorienta.

Tomamos unas fotos y después marchamos a la escuela de Rizal (donde el héroe nacional aprendió sus primeras lecciones del maestro Justiniano Cruz). En 2004, mi esposa, nuestros hijos (Jefe no nació todavía), y yo paseamos en Biñán. Descubrimos la escuela de Rizal dentro las muradas de una mansión vieja que está en la calle Jacobo Z. Gonzales que yo recuerde (pocos metros detrás de la Iglesia de San Isidro Labrador). Fue en un estado deteriorado, pero estuvo de pie todavía. Mi hija, que tuvo tres o cuatro años, hasta se metió dentro la escuela que fue hecha de choza de nipa.

Cuando volví allí con Arnold, ya destruyó. Por el tifón Milenyo, según la gente que vive en aquella area. Arnold se afectó mucho, y su disgusto es lo que yo quise. Aquí es un hombre que ama mucha el pasado. Un aliado, por fin. Arnold tomó una foto asquerosa.

Finalmente, empezamos a buscar por la capilla. Pero quisimos donde a empezar. Previamente, nuestros compañeros de oficina que han estado o han vivido en Biñán nos dijeron que hay un barangay en Biñán se llama Barangay de la Paz. Supongo, por tanto, que la capilla se puede encontrar en aquella barangay. Tomamos un triciclo, y después de unos minutos, ¡encontramos la capilla a nuestra izquierda!



No realmente anticipé a encontrarla, pues, sorprendí que nuestra excursión fue muy fructífero. Hablamos con el cura párroco, y fuimos más sorprendido a averiguar que él no sabe que Rizal rogaba en aquella capilla. De él, averiguamos que casi nadie sabe que Rizal visitaba la capilla, que es ahora una iglesia, durante sus momentos tristes en Biñá. Nos estamos preguntando porque no fue prestado atención por el NHI. Esta capilla fue mencionada por Rizal en sus memorias; ¿por qué no tiene ningún fechador histórico? Además, está información invitará más turistas que ayudará y augmentará más la economía de Biñán.

Y más peor, la capilla fue renovada totalmente (en 1967). ¿Para qué? Averiguamos que el edificio santo no fue destruido durante la Guerra Mundial II. Tristemente, su antigüedad es perdido para siempre. ¡Ay! Mañga bobong Pinoy nga namán...

¡Qué triste las huellas de Rizal en Biñán! ¿Qué todavía puede ser hecho? NHI, ¿escucha Ud.?

Para ver más fotos de nuestra excursión, haz clic aquí (Arnaldo's Shutter).


En la planta baja de la
mansión Alberto, con Arnold.

2 comentarios:

fray_falc dijo...

Pepe, ahora faltan por rastrear las huellas de Rizal en Asturias (España), de donde era su padre, si estoy bien informado.
En Filipinas tienes al filipino-asturiano José Ramón Perdigón. Seguro que él te puede contar algo.
Un abrazo.
http://es.geocities.com/jrperdigon/index.html

ALEXSAMA dijo...

Me encanta tu Blog realmente


Me fasina el crisol de rasas en Filipinas

y soy fanatico de lA causa de la Haspanidad alrededor del mundo

Te linkeo Estamos arrancando nuestro humilde Blog Cultural

Saludos desde Buenos Aires Argentina

ALEX

Pd: Impresionantes Las fotos del lugar!