martes, marzo 03, 2015

La Batalla de Manila: nunca olvidaremos.



Un tanque de guerra M4 Sherman destruyendo la puerta del Fuerte de Santiago, Intramuros (8 de febrero de 1945).

Antes que termine el día de hoy, vamos a pronunciar una oración corta para todas las personas inocentes que murieron hace 70 años durante la sangrienta Batalla de Manila (el 3 de febrero hasta el 3 de marzo de 1945). Más de 100.000 filipinos murieron (muchos de los cuales eran de habla hispana) a manos del Ejército Imperial Japonés y fueron bombardeado despiadadamente por las fuerzas estadounidenses. Fue una guerra entre los EE.UU. y Japón, y nuestros antepasados estuvieron entre la espada y la pared.

El monumento "Memorare — Manila 1945", inaugurado el 18 de febrero de 1995, conmemora las vidas perdidas durante la Batalla de Manila. Fue esculpida por Pedro de Guzmán, y la inscripción dedicatoria por debajo fue escrito por Nick Joaquín, Artista Nacional para la Literatura. Este monumento está en la Plaza de Santa Isabel (en la esquina de las calles Real del Palacio y Simón de Anda) en Intramuros.

Qué todos de ellos encuentren eterno descanso con nuestro Padre. Amén...

3 comentarios:

Quique dijo...

Día triste para los pueblos hispánicos del mundo

Pedro González dijo...

A los americanos no les importaban las vidas de los filipinos. Acorralaron a los japoneses en Manila cerrando el cerco en vez de presionarlos para que abandonaran la ciudad, dándoles tiempo o intentar negociar con ellos. Desde luego en Europa no se les ocurrió bombardear ciudades de francia, bélgica, países bajos, etc. para liberarlas. Con los antecedentes del genocidio de los indios americanos, el genocidio filipino ya se les veía venir. Para ellos quien no fuera estadounidense o europeo sería tratado como un animal, que es lo que hicieron en filipinas.
Les dio igual convertir en polvo una ciudad que hoy en día sería uno de los mejores cascos históricos de Asia, patrimonio de la humanidad.

Chimalli dijo...

En memoria de las victimas del imperio japones y yanqui. El pueblo filipino sobrevivio almenos tres imperios, que sigan luchando!