sábado, mayo 31, 2014

Mi primera amenaza de muerte, por cortesía de Eugenio Ynión, Jr. (y su hermano Rommel)

Se supone que debo publicar el famoso discurso tácito de Claro M. Recto (Por Los Fueros De Una Herencia), pero los recientes acontecimientos en mi vida se ha ido de las manos. Es que he recibido una amenaza de muerte de un político local se llama Eugenio Ynión, Jr. y Salvo, un hombre inmensamente rico. Es también el capitán de Barrio San Antonio en mi ciudad adoptiva de San Pedro Tunasán, Provincia de La Laguna. Luego, su hermano Rommel Ynión (vive en la Ciudad de Iloílo en la provincia del mismo nombre), que es igualmente rico y psicótico, se unió a él. Pero Rommel superó a su hermano porque amenazó con matar no sólo a mí sino a toda mi familia.

Los Hermanos Ynión: Eugenio y Rommel. Estos políticos malvados querían a matar a mí ya mi familia.

Pero ¿cómo sucedió todo este tinglado? Bueno, todo comenzó en Facebook. En el cuenta de Facebook de Eugenio (era pública, o sea para que todo el mundo pueda leer sus posts egoístos), creada con el único propósito de atacar y desacreditar a nuestra querida alcaldesa, Lourdes Catáquiz y Síbulo, yo era su crítico más acérrimo. Hemos estado discutiendo durante la mayor parte de este verano. Señalé sus muchas falacias y mentiras en contra de la administración muy popular de Catáquiz. La razón por la que está haciendo estas calumnias es hacer impopular nuestra alcaldeza y para ganar popularidad para sí mismo porque él tiene la intención de postularse como alcalde en las próximas elecciones que tendrán lugar en mayo de 2016. Y cuando ya no podía vencer a mis argumentos, él amenazó con matarme.

Más tarde, cuando nuestro argumento realmente pusieron feas, su hermano Rommel, otro político local en la Provincia de Yloilo, se unió a la refriega. Él a su vez amenazó con matar a todos miembros de mi familia.

Mi único pecado en este tema es que me tomé partido en los asuntos políticos de nuestra ciudad. Pero, ¿es eso malo? Pensé que estamos en una democracia.

Debido a este incidente desafortunado, mis parientes y amigos me aconsejaron que se mantenga alejado por un tiempo de mis actividades de redes sociales. Pero sólo temporalmente.

Estaré de vuelta pronto. Me prometo.

2 comentarios:

Mónica Luar Nicoliello Ribeiro dijo...

Ánimo. Ya verás cómo te apoya mucha gente.

Perico dijo...

Las voces discordantes como la tuya son las que harán de Filipinas un país próspero y con futuro. ¡Ánimo Pepe y resiste!.

Un saludo.