domingo, abril 18, 2010

Unisan, la ciudad natal de mi padre (Unisan, Quezon)



El pueblo de Unisan es la ciudad natal de mi padre, Señor Don Josefino Alas y Évora. Está en la provincia tagala de Quezon (antiguamente Tayabas). El primer nombre de Unisan fue Calilayan que es el nombre de su río.



La gente unisense afirma que su pueblo fue fundado en 1521, el mismo año cuando Fernadno Magallanes llegó en el archipiélago que hoy llamamos Filipinas, aunque no hay documentación para probarlo. No creo su afirmación pero creo que el pueblo es uno de los pueblos más viejos en el país.

Calilayan (de la palabra lilay, un tipo de palma que en la antigüedad era abundante en el área) solía consistir en un territorio mucho más grande, incluso pueblos de hoy y casi la provincia entera de Tayabas/Quezon. De hecho, en 1591, la provincia sí mismo fue creada y llamada por Calilayan; el pueblo, por otra parte, fue renombrada Unisan (de las palabras latinas Uni Sancti, El Santo en castellano) en 1876. El río principal de Unisan (que ahora lleva su viejo nombre de Calilayan) y sus numerosos tributarios y distributaries cortó a través de llanuras de balanceo de la ciudad y terreno montañoso, haciendo las tierras que lo rodean fértil y conducente al cultivo.

Entonces como ahora, Unisan era un pueblo de pescadores animado, gracias a la bahía rico de pescado de Tayabas. Los bosques exuberantes que rodean el pequeño pueblo y su fecundidad agrícola añadida a su riqueza.












Arnaldo entrando la Cueva de Bonifacio


Yo en la Bahía de Tayabas (marea baja)

Debido a los regalos generosos de la naturaleza a los naturales, allí vino un tiempo cuando Unisan capturó la atención política de los conquistadores europeo, quién lo hizo el asiento del gobierno provincial después de primera subdivisión política de Filipinas. Sin embargo, los ataques piratas constantes debilitaron su fortaleza, y así a los administradores los apuntaron a transferir el asiento de gobierno a Tayabas, una ciudad interior en el pie del Monte de Banahao (como consiguiente, la provincia tomó el nombre Tayabas, y más tarde Quezon en honor de Presidente Manuel Quezon, un natural de esa provincia). Posteriormente, Unisan se hizo cada vez más aislado, casi olvidado.

Esta condición aislada Unisan era capaz de retener durante más de trescientos años de la regla española. Incluso hasta los años de la dictadura de Marcos, el status quo de Unisan permaneció lo mismo: algo hacia atrás porque algo rústico. Pero era este ambiente rústico que dio a Unisan su sensación romántica, y que hizo querer muchos un corazón aventurero a exploración y aprovechamiento de su paisaje llenado por naturaleza.








La casa vieja de mis antepasados españoles (Familias Évora y Bonilla)






La casa de clan de las Alas

¿Es una coincidencia que el santo patrón de Unisan es el mismo santo de mi residencia actual? ¡San Pedro Apóstol!


Iglesia de San Pedro Apóstol, Unisan, Tayabas


Un jalón de piedra conmemorativo: "Esta yglesia fue construida durante los años 1882 - 1885 y 86"


Parroquia de San Pedro Apóstol

*******

Las fotos fueron sacada el 01/09/2010 y 01/10/2010 cuando Arnaldo, yo, y mi hijo Momay visitamos el pueblo.

4 comentarios:

Wilmar dijo...

Muy interesante el post, gracias por compartir las fotografias y el relato del viaje, espero que lo hayas pasado muy bien en el pueblo natal de tu padre. Saludos!

L P dijo...

Thank you for blogging in Espaniol.

My Spanish is not that good but I will return to it any time soon.

Filipinos are still schizoid about their cultural heritage, like it or not, fate has established her with Hispanic ancestry

I hope to go back and relearn the language spoken by my grand parents.

LPC

Anónimo dijo...

Preciosas fotos, muy bellos paisajes y casas.
Gracias por hacernos conocer más de tu tierra.
Daniel de Montevideo, siempre al firme con tu blog

ARIEL dijo...

Muy linda tu pagina, sigue asi, sinceramente tu has hecho que me interese en la historia de filipinas, es una atrocidad lo que han vivido (un genocidio) bajo el dominio estadounidense.
Estare atento a la actualización de tu blog. Un abrazo grande desde Buenos Aires, Argentina