domingo, marzo 28, 2010

Domingo de Ramos 2010



Hoy marca la comienza de la Semana Santa en el mundo Cristiano.

Domingo de Ramos en la Iglesia de San Pedro Apóstol, San Pedro Tunasán, La Laguna. Mi hija está en primer plano.

Mi hija Krystal y yo asistimos a la misa de tarde en la cercana Iglesia de San Pedro Apostól. Muchos vendedores fueron vendiendo hojas de palma --se dicen palaspás en Tagalo-- a los practicantes. Dejé a Krystal elegir un palaspás para nosotros. Una palma normalmente cuesta sólo ₱10.00 (o €0.12), dependiendo también del diseño.

Sabemos que el Domingo de Ramos es una conmemoración de la entrada de Jesucristo a la Ciudad de Jerusalén, donde muchas personas allí dieron la bienvenida a él como un rey. Y le expliqué este hecho a mi hija. Y al de la Misa, el cura y sus ayudantes comienzan a bendecir las palmas por yendo a los practicantes y rociando la agua bendita a sus palmas.

Aquí en Filipinas, hay también una creencia que estas hojas de palma, siendo bendito, pueden proteger casas contra espíritus malignos. Por eso estas palmas son normalmente mostradas en las entradas y ventanas.

La Semana Santa es también una herencia española.


Nos sentamos en el transepto del norte que está a la derecha del altar.















*******

MATEO 21:1-11

1 Cuando se aproximaron a Jerusalén, al llegar a Betfagé, junto al monte de los Olivos, entonces envió Jesús a dos discípulos,
2 diciéndoles: «Id al pueblo que está enfrente de vosotros, y enseguida encontraréis un asna atada y un pollino con ella; desatadlos y traédmelos.
3 Y si alguien os dice algo, diréis: El Señor los necesita, pero enseguida los devolverá.»
4 Esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del profeta:
5 Decid a la hija de Sión: He aquí que tu Rey viene a ti, manso y montado en un asna y un pollino, hijo de animal de yugo.
6 Fueron, pues, los discípulos e hicieron como Jesús les había encargado:
7 trajeron el asna y el pollino. Luego pusieron sobre ellos sus mantos, y él se sentó encima.
8 La gente, muy numerosa, extendió sus mantos por el camino; otros cortaban ramas de los árboles y las tendían por el camino.
9 Y la gente que iba delante y detrás de él gritaba: «¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!»
10 Y al entrar él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió. «¿Quién es éste?» decían.
11 Y la gente decía: «Este es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.»

5 comentarios:

Anónimo dijo...

También en España hay costumbre de dejarlas en terrazas y ventanas hasta que se caen de pedazos de puro viejas... Pero no se el motivo.


Roberto

Anónimo dijo...

¡Qué lindas imágenes, José!
Pudieron haber sido tomadas en cualquier país latinoamericano, tal es la importancia del legado español. La única diferencia serían los ramos, que acá no son tan elaborados, son simplemente ramos (en general, de laurel). Veo que son muy artísticos los ramos en Filipinas.
Gracias por esas imágenes tan lindas y tan emotivas.
Daniel López, Montevideo.

Wilmar dijo...

Interesante el post, En España, si se sigue la tradción de las palmas, y en mi natal latinoamérica es un evento infaltable. Saludos!

Anónimo dijo...

aqui en peru todo eso ya se perdio solo no comemos carne el viernes aunque algunos todavia van a misa felicitaciones x(por)ti pepe se ve que has mejorado cada vez mas tu español sigue adelante saludos desde aqui

HISPANO dijo...

Hola Pepe,me podrias aconsejar por favor sobre como clasificar mejor a Filipinas dentro del mundo hispano.
un saludo desde España.
Vicente

http://paiseshispanos.wordpress.com