lunes, septiembre 01, 2008

¡Lo Hicimos!

¡Por fin, Arnold y yo nos haremos historiadores!

Hace pocas semanas, pareciendo fuera de la calle de mi apartamento, de repente pensé en una idea: ¡a escribir sobre la historia de San Pedro, La Laguna!

Durante muchos años, he estado soñando con la publicación de mi propio libro. Esto es el sueño de cada escritor. Pero no tengo ninguna idea como comenzar. Además, no creo hasta que mi estilo de vida me permita hacerse un escritor renombrado: soy un empleado a tiempo completo. Además, Tengo que asistir a nuestras tareas diarias.
ES
De hecho, casi nos movimos de Pedro San hace unos meses. La razón era este: unos minutos después de la medianoche, yo andaba nuestras calles oscuras hacia la carretera principal cuándo un matón borracho cruzó mi camino y trató de golpearme (la vecindad entera estaba dormida ya.)! El tipo era enorme, y soy un hombre delgado endeble. Pero tuve suerte.

Tengo nudilleras de madera en mi bolsillo. Las me daba por un amigo que era mi percusionista de mi banda Snakes Of Eden. Fue mi primera vez a usarlas. Gracias a Dios porque me dió también la vigilancia para sobrevivirlo. Di una paliza al loco y sólo me paré cuando uno de sus amigos, montando una motocicleta, llegó para salvarle. Corrí tan rapido como yo podría. Era la carrera más rápica que he hecho alguna vez en mi vida eterna!

De todos modos, casi nos movimos de allí porque según mis compañeros de oficina que son naturales de San Pedro, nuestro barangay es un lugar que está llena de drogadictos. Desafordunadamente, acabamos de movernos allí sólo este diciembre pasado. No es facil a buscar un nuevo hogar, especialmente que tenemos muchas cosas. Y estoy harto ya de movernos. Además, como he escrito, hemos comprado nuestro nuevo hogar en Calambâ. Y espero que podamos a movernos allí el año siguiente.

Pues, he decidido no hacerlo. Sólo deberíamos ser la próxima vez muy cuidadosa.

Aquel día que he pensado a escribir la historia de San Pedro, lo dije inmediatamente a mi esposa. Me dijo que yo debería perseguirlo si yo realmente quisiera tener credenciales como un historiador.

Le dije mis planos a Arnold, y le invité a juntarme. ¿Pero cómo?, me preguntó. Fácil. Recuerdo un día en Unisan hace dos años. Un primo de mi Papá me preguntó dónde vivo con mi familia. Le contesté en San Pedro. Fue sorprendió, porque su mejor amigo, Calixto Catáquiz, era el alcalde del dicho pueblo (durante aquel tiempo, era Felicísimo Vierneza). Y los padres del Sr. Catáquiz son de Unisan (¡que casualidad!). Me dijo que si necesito algún apoyo, todo que debo hacer es buscarle en San Pedro. Sr. Catáquiz es una persona muy conocida en San Pedro porque él gobernó la ciudad durante muchos años en el pasado.

Él ganó otro término el año pasado. Así, dije a mí, esto parece un tiempo oportuno para aprovechar la situación. Pero sobre todo, como un historiador, quiero por supuesto a buscar la importancia histórica del lugar. Oí que hay un libro ya que fue publicado sobre San Pedro, pero fue escrito en Tagalog (por Sonny Ordonia, o Ordoña; no lo he visto todavía). Sin embargo, estoy seguro que aquel libro no es suficiente. Arnold y yo tenemos un poder especial para investigar más informaciones sobre el pueble: el poder del idioma español que usaremos en el Archivo Nacional.

Busqué el número de teléfono de este tío, se llama Ramoncito "Monching" Alas (se llama "Murat" en Unisan), de parientes, usando Friendster. Por fin, lo conseguí. Hablamos, y le dije mis proyectos. Estuve sorprendido aprender que él está siempre con el Alcalde Calex (un apodo del alcalde).

Tío Monching les dijo a la gente del alcalde sobre yo para si voy a visitar, ellos van a acomodarme y traerme al Sr. Catáquiz.

Y este viernes pasado, Arnold y yo lo encontramos. ¡Y estuve tan sorprendido por su humildad y naturalidad! Este hombre es como Erap, muy amistoso, y muy masa (ordinario) pero poderoso.

Estuvimos más sorprendidos averiguar que él realmente buscaba a un escritor para escribir su biografía. Arnold y yo cuesta contener nuestras sonrisas.

Susurré a Arnold: ¡Dios está bien!

Y al almuerzo, nos invitó para comer con él en Yellow Cab Pizza, por la carretera South Luzón Tollway. Es la propiedad de Sra. Adelaida Ponce de Yatco, un amigo de Mayor Calex que comió con nosotros. Allí pensamos mucho sobre esta biografía, y empezamos con su entrevista usando un grabadora que él nos prestó.

Pedimos escribir sólo un libro. ¡Pero al final, escribiremos dos!

Pero la fecha límite es que esta biografía debe ser disponible este febrero que viene, en tiempo para la fiesta de San Pedro...

¡Ahora, estamos en nuestra primera aventura para hacernos autores publicados!

3 comentarios:

Alvaro dijo...

¡Qué buena noticia, Pepe! Escribir un libro debe ser una de las cosas más interesantes que puede hacer una persona a lo largo de su vida, más aún si es sobre la historia de tu querida ciudad de San Pedro.
Dice un adagio que hay tres cosas que un hombre debe hacer durante su vida: Tener un hijo, plantar un árbol y ESCRIBIR UN LIBRO =)
Si quieres hacer una versión en español de tu libro, puedes contar conmigo, porque soy traductor de inglés a español, y me encantaria poder ayudarte en un proyecto tan lindo.

Un abrazo desde Chile,

Álvaro

Diego dijo...

increible como es la influencia hispana inclusive en Asia. He estado leyendo sobre el latin en wikipedia y bueno ya sabes como de un link pasas a otro y di con el español y luego las filipinas. ¿como esta actualmente la situacion del español en las filipinas?
existe influencia del español mexicano?

un saludo desde Mexico
Diego

Anónimo dijo...

Yo no soy filipino y no he tenido la suerte de poder visitar tan hermosas islas, pero tengo entendido que se calcula que hay medio millón de hablantes nativos de español en las islas, al que se puede sumar los de criollo-español (chabacano) que son otro medio millón.

Busca información en google sobre Guillermo Gómez Rivera y Edmundo Farolán, ambos son de la Academia Filipina de la Lengua Española y tienen artículos escritos sobre el español en las Filipinas.

Saludos.
Carlos, desde España.