martes, junio 02, 2015

¿Bloqueo del lector?

Estoy pasando por una fase, y es terriblemente estupefaciente. Por muchas semanas ya (¿o son meses?) no puedo escribir. Estoy teniendo un ataque de bloqueo del escritor, supongo. Si es así, puedo sobrellevarlo. Es que lo he tenido antes y logré sobrevivir. Pero lo que no puedo sobrellevar es el "bloqueo del lector". ¿Hay incluso una cosa así? Tal vez, porque los libros ya no me interesan. Cojo un libro en casa, pero ni siquiera pude terminar de leer una página. La Historia de Filipinas, mi tema favorito, ha perdido su atractivo. La lectura y la escritura, las cosas que me encantan hacer, han perdido su brilla energética dentro de mí. Ni siquiera tengo la voluntad de discutir mis argumentos con todo el mundo, como lo que solía hacer. Incluso estoy contemplando de detener mi existencia en línea, incluyendo mis blogs, y sólo me centro en mi familia, resolver nuestras deudas financieras, y el problema entre mis padres y hermanos, y el dolor producido por mi síndrome del túnel carpiano (tal vez las causas de esta "enfermedad" y malestar que tengo). Estoy empezando a rechazar el razonamiento analítico. Quizá me esté quemado. Lo que estoy seguro es que me siento perezoso. Y todo lo que quiero hacer es seguir viajando con mi familia. Al ver bosques, montañas, ríos, y playas alivia mi tensión... pero no mi "enfermedad" (este bloqueo que me refiero). Tal vez deba dejar por un tiempo... arreglar mis problemas personales... y si no puedo sobrevivir a esta terrible experiencia, mi preciosa Junífera Clarita será mi última esperanza (porque mis otros hijos no les gustan leer ni escribir). Pero ¿qué debo hacer para mí mismo? =(

© David Cantone

3 comentarios:

Carlos Fernandez Andrade dijo...

Hola Pepe, ¿qué ha pasado con ésta pagina?. Ha cambiado.

PEPE ALAS dijo...

¿Qué cambió?

Carlos Fernandez Andrade dijo...

Nada, me equivoqué. Me confundí de fecha. Perdona. Otra cosa: ¿Como va la iniciativa de recuperar el español en Filipinas?. ¿Que acciones estais haciendo?. Me gustaría colaborar. Un saludo.