lunes, septiembre 23, 2013

Mi boda filipiniana con mi mejor amiga, mi mujer, mi vida: Jennifer Perey de Alas

Diseñado por Jesson Allerite.
Fue un sueño hecho realidad, un gran sueño que tomó vida. Por último, ¡mi querida pareja con la que llevo 14 años y yo nos casamos legalmente a los ojos de Dios!

Foto cortesía de With One's Past. La milagrosa e histórica Cruz de Tunasán está a la derecha.
Nuestros amigos cercanos y miembros de la familia saben el cuento de nuestra relación. Desde una perspectiva cristiana, no tuvimos un buen comienzo. Como la mayoría de los jóvenes de hoy, cometimos el acto de fornicación. Nos desafiamos los deseos de nuestros padres. Y yo era un rebelde y un ateo. A través de los años, hemos tenido problemas y produjimos cuatro hermosos niños. Hemos tenido altibajos, pero por lo general nos alegramos con nuestra vida.

Pero algo —o alguien— está incompleto: una plena comunión con Cristo.

Cuando volví de nuevo al catolicismo hace aproximadamente una década, he ganado la amistad de muchos católicos tradicionalistas, gracias a Facebook. Además, en mi otro blog escribí algo sobre mi conversión y éso les impresionó.

Debido a que mi mujer y yo ya estamos en los años 30 y ya que somos todavía jóvenes, me decidí por nosotros a casarnos, pero el uso de la verdadera Misa que es la Misa Tridentina, "la Misa de todos los tiempos".

Con poco presupuesto, comenzamos a planificar sólo el mes pasado. La fecha que elegimos para nuestra boda es el Viernes 13 de septiembre no porque nos gusta esa fecha infame (en el mundo de habla inglés, dicen que ese día está lleno de mala suerte pero no lo creemos) sino porque 13 de septiembre es nuestro aniversario; Jennifer Perey, o Yeyette, era mi mejor amiga en colegio pero después se convirtió en mi novia en esa fecha hace 14 años.

Pues, con la ayuda de los sacristanes y los miembros del coro del Holy Family Parish (Parroquia de la Sagrada Familia) en el distrito de Roxas en Cubáo, Ciudad de Quezon, hemos sido capaces de hacer realidad nuestro sueño. En esa parroquia se celebran la Misa Tridentina en latín, el idioma oficial de la Iglesia Católica. El cura párroco allí es el Reb. P. Michell Joe Zerrudo, un exorcista de renombre y bloguero también en la página web Sense of the Sacred. Le pedimos su permiso si está dispuesto a oficiar nuestra boda en nuestra parroquia en San Pedro, La Laguna, y estuvo de acuerdo sin hacer preguntas.

Con Padre Jojo Zerrudo (4/8/2013).
Durante todo el mes de agosto hasta la víspera de nuestra boda, hemos estado muy ocupados. Yo era aún el planificador de nuestra propia boda porque quería que fuera muy filipino. Eliminamos a todas parafernalias de una boda modernista: portador de los anillos, damas de honor, el barong tagálog porque en realidad no es filipino, la lengua inglesa, etc. Insistimos en que los invitados llevan traje filipino tradicional (se llama Filipiniana). E incluso las flores que utilizamos eran filipinos: el ramo de la boda de Yeyette consistieron de sampaguitas, gumamelas (Hibiscus), ylang-ylang (Cananga odorata), y camia (Hedychium philippinense K. Schum); y las flores que adornaban nuestra iglesia —la Iglesia  de San Pedro Apóstol— estaban sampaguitas especialmente porque nuestra municipalidad es considerada como "La Capital de la Sampaguita en Filipinas".

Nuestra fotografía prematrimonial en el Restaurante de Calle Real en Tanza, Cavite (9/9/2013).
Durante muchas semanas antes de nuestra boda, he estado muy nervioso. Lo que me preocupa más es el tiempo porque estaba lloviendo mucho y todos los días desde los fines de agosto. Por lo tanto toda esa preocupación me dio insomnio. Para remediar ese preocupante, nos decidimos a ir al Monasterio de Santa Clara de Asís en la víspera de la boda en cercano Cabuyao para pedir su intercesión. Según una antigua tradición filipina, si se ofrece huevos a ella, rezará por un buen tiempo en la ocasión especial de que se ha elegido.

Ofreciendo huevos a Santa Clara de Asís (12/9/2013).
También visitamos a Lolo Uweng (apodo de la milagrosa imagen negra de Jesucristo en Barrio Landayan, San Pedro) para pedir bendiciones (12/9/2013).
Y luego vino el Viernes 13. Milagrosamente, no llovió en San Pedro y sus alrededores. Lloviznó, pero sólo ligeramente. Se mantuvo soleado y luminoso todo el día. En términos generales, era un día perfecto para suceder una boda. =)

Yeyette, yo, nuestros hijos, mi hermana Jennifer (tiene el mismo nombre como mi mujer), y mi padre ya nos alojábamos en el Naty's Lodge (Cabaña de Naty) desde la noche anterior. A la mañana siguiente, todavía estaba haciendo algunas comprobaciones finales en la Iglesia de San Pedro Apóstol así como en el Jardín de San Pedro. Cuando regresé a Naty's Lodge, la estilista de Yeyette ya estaba arreglando su cabello. Después, tuve mi corte de pelo - mi primer corte de pelo en muchos años (adiós, cabello largo).

Yo en espera por mi novia. Estoy usando un traje reminiscente de los tiempos idos. Mi vestimenta es el verdadero traje filipino, no el barong tagálog. De todos modos, mucha gente dijeron que me parecí a José Rizal ese día, ¡jajaja! (foto cortesía de Imee Rabang).

Con el Sr. Don Calixto Catáquiz y su señora, la Srª Doña Lourdes "Baby" Catáquiz, la actual alcaldesa de San Pedro, La Laguna. Son nuestros patrocinadores. Otros patrocinadores nuestros son el destacado Señor Guillermo Gómez Rivera y la Señora Doña Josefina Láus de Alas, cuñada de mi Papá (foto por Imee Rabang).


Mi hermosa novia llega en un carruaje espléndido (foto por Imee Rabang).
Mi novia con su ramo de flores filipinas diseñado por Serge Igonia (foto cortesía de Jerome Jed).
Ya que el concepto de nuestra boda debe ser estrictamente filipino, elegimos el Rito Mozárabe. Este rito es una liturgia de la Iglesia Católica que se consolidó en torno al siglo VI en la península Ibérica, en el Reino visigodo de Toledo. Es por eso que se llama a veces el Rito de Toledo. Fue practicada en los territorios hispánicos incluso nuestro país porque estábamos bajo el Imperio de España por más de tres siglos. O sea, fue el mismo rito que se utilizó en Filipinas durante los viejos tiempos de gloria.

La boda se llevó a cabo antes de la puerta de la iglesia porque el ritual que usamos es el antiguo rito mozárabe (foto por Michael Vincent Lim).

Foto y texto cortesía de Maurice Joseph Almadrones, uno de los miembros del coro.
Esperando por la segunda parte del sacramento: la velación y la bendición nupcial (foto cortesía de Aya Coroza de Órpano).
Mi esposa y yo se aferran a la estola de Padre Jojo como nos conduce hacia el altar para la bendición nupcial. Al caminar, el sacerdote recita el Salmo 127 (foto por Mike Lim).

Comienza la bendición nupcial (foto por Mike Lim).
Foto cortesía de Ryan Palisoc.
Recibiendo la bendición nupcial. Ya estamos velados aquí junto con la cuerda matrimonial (foto por Mao Almadrones).
Y, por último, recibimos la Santa Comunión, la RAZÓN PRINCIPAL por la que queríamos casarnos. Como cristianos, hemos querido estar en plena comunión con nuestro Señor Jesucristo. Por fin, se ha pasado. Y tan pronto como la Hostia entró en mi boca pecadora, las lágrimas corrían por mi cara.

Hasta la fecha, era la cosa más increíble que ha pasado en mi vida mortal.

Tengo que admitir que no soy una autoridad para hablar sobre el rito mozárabe. Por eso les animo a hacer clic aquí para conocer más detalles sobre nuestra boda celebrada con la Misa Tridentina (en rito mozárabe). Nuestra boda, a propósito, fue algo histórica porque fue la primera boda de su tipo que se celebra en todo el Luzón del Sur desde las décadas 1950 o 1960 (es que a principios de este año, también se celebró una boda de rito mozárabe en la parroquia de Padre Jojo).

Después de la boda. De pie detrás de nosotros (izquierda a derecha): la Srª  Dñª Josefina "Jojie" Láus de Alas; la Srª alcaldesa Lourdes "Baby" Síbulo de Catáquiz; mi abuela Norma Recto de Soriano (madre de mi Mamá); el Sr. Don Josefino Alas y Évora (mi Papá); el Sr. Don Calixto Catáquiz (ex alcalde de San Pedro); y el Sr. Don Guilermo Gómez Rivera (foto cortesía de Nimoa Samoa).

Nuestros invitados arrojando granos de arroz hacia nosotros como salimos de la iglesia. Ésta es una vieja tradición filipina que significa la fertilidad para los recién casados​​, es decir, que podamos tener más hijos (pero ya tenemos cuatro, ¡jejeje!). Por supuesto, ésta es superstición nomás, no lo creemos. Pero sólo queremos preservar este costumbre meramente como una tradición porque es muy filipino, y nadie lo hace más. Todo se ha vuelto tan moderno (o sajonizado). Por cierto, el arroz utilizado fue orgánico, ¡jajaja! (foto por Aya Órpano)

En las bodas de Misa Tridentina, parejas de recién casados ​​no deben besarse delante del altar como signo de respeto. El altar es considerado como una "puerta de entrada al cielo". Las parejas no se supone que para mostrar intimidades frente a ello. Por eso nos besamos fuera de la iglesia (foto por Jerome Jed).
Después de la boda, todos nos dirigimos al cercano Jardín de San Pedro para la recepción de la boda (al aire libre) que nos diseñado como una Tertulia Filipina.
Diseñado por Jesson Allerite.
Foto cortesía de BJ Cruz.

Foto cortesía de Bernard Cadawas.

Foto por Bernard Cadawas.
Capullos de sampaguita en cada mesa (foto por Bernard Cadawas).
Los cocineros y camareros preparando la comida filipina para los invitados (foto por Bernard Cadawas).
Tracy Bedico, el jefe de cocina del Jardín de San Pedro (e hijo del dueño y fundador, el difunto Óscar Bedico), preparando el famoso postre filipino: leche flan (foto por Bernard Cadawas).
Este sorbetero del Jardín de San Pedro da una bienvenida dulce a los invitados.  Su contenedor de sorbetes tiene los apodos de nuestros niños (Krystal, Momay, Jefe, y Juanito) impresos en ello (foto por Aya Órpano).


A la entrada del Jardín de San Pedro es una mesita con objetos antiguos para enfatizar el tema de la boda que es filipiniana. Al lado de la mesita es mi suegra, Srª Dñª Teresa Atienza de Perey (foto por Aya Órpano).
Nuestro amigo de la universidad, Michael Vincent Lim, fue el maestro de ceremonias (foto por el Jardín de San Pedro).

Nuestra llegada (foto por Bernard Cadawas).
La Srª Alcaldesa Lourdes Catáquiz con su palabras de apertura (foto por Bernard Cadawas).
Foto cortesía de Paolo Raphael Balicao y Alas.
Mi mejor amigo, Arnaldo Arnáiz de With One's Past, dando su brindis reconfortante por la felicidad de Yeyette y yo. Nos conmovidos al borde de las lágrimas (foto por Nimoa Samoa).
Durante la recepción, quitamos también toda la parafernalia de una boda moderna. En lugar de todos esos absurdos, teníamos música, bailes (flamenco y sevillanas), y lectura de la poesía en castellano y tagalo. Esa es la forma en que nuestros antepasados ​​filipinos celebraron festividades.

Nuestro hijo menor, Juanito (foto por nuestra hija Krystal).
La comida que se servía era también filipiniana: pancít cantón guisado; pollo al horno en hierba de limón; menudo; rellenong bañgús (pescado relleno [Chanos chanos]), y; filete de carne de vaca a la tagale, un punto fuerte del Jardín de San Pedro. Todo se sirve con arroz al vapor. El aperitivo son empanadillos. El postre son buco pandán y leche flan. Y además del sagó't gulaman como bebida, los vidrios de todo el mundo estaban llenos de vino tinto. Un poco más tarde llegó el lechón que pedimos desde Muntinlupa (foto por Aya Órpano).
Satcheil Amamangpang (con la guitarra), uno de los miembros del coro y también el organista en nuestra boda, tocando "La Bella Filipina" (foto por Aya Órpano).
Valerie Devulder y Kenneth Gaerlán bailando sevillanas. Vi es una nieta del Artista Nacional Francisco Coching, "El Decano de la Historieta Filipina". Ella también es pintora. Por otra parte, Ken es un popular bailaor que ha aparecido en numerosos programas de televisión
 (foto por BJ Cruz, hermano de Vi).

Mi primo Josh Alas (derecha) con su entrenador de violín (centro). Joms Punay (izquierda), un músico y poeta de Paeté, La Laguna, se une a ellos como se presentan "Canon en re mayor de Pachelbel", una pieza musical muy popular en las bodas (de la cámara de Bernard Cadawas que está sentado en su cajón/percusión).


Bailando Vals de Cavite mientras un encantado Sr. Gómez observa desde nuestra mesa. Aunque Yeyette creció en Mindoro Occidental, ella también tiene sangre caviteña: su padre es un nativo de Indang, Cavite. Detrás de mí es otro bloguero filipinista, mi compadre José Miguel García (foto por Bernard Cadawas).


Otro número de danza (flamenco) de Ken esta vez con Jam Pérez, una actriz del cine independiente y también una poeta (foto por Bernard Cadawas).
Con mis primos Jam (una joven disk jockey de Magic 89.9) y Josh (niños de nuestra madrina Tía Jojie). Estamos teniendo un poco de diversión (foto por Paolo Balicao).
Una foto de la muestra de "The Photo Shop", el fotomatón del Jardín de San Pedro. Izquierda a derecha: Ruby Tungala, Yeyette, Myles Parás, Arlene Umali, y Jerome Jed. Todas las fotos producido por este fotomatón son en color monocromático para cumplir con nuestra foto en sepia (tomada en el Restaurante de Calle Real en Tanza, Cavite) ya que el tema de nuestra boda es "de la vieja escuela".


A pesar de pocos problemas técnicos, ¡la tertulia filipina que siguió nuestra boda solemne fue muy exitoso y divertido! ¡Muchísimas gracias a todos que nos ayudaron para realizar este sueño nuestro! A todos los bailarines, cantantes, músicos, y poetas que se presentaron y participaron en la Tertulia Filipina, a Padre Jojo y sus sacristanes y miembros del coro del Holy Family Parish, y a todos nuestros amigos y miembros de nuestras familias: ¡gracias, gracias, muchas gracias! ¡Que Dios los bendiga a todos!

Y por último y no menos importante, a mi mujer Yeyette — recuerda esta promesa que nunca voy a rompervoy a seguir amándote hasta mi último aliento...

Y por supuesto: ¡a Dios sea la gloria!

¡ENALTECER LA FAMILIA PARA LA GLORIA MÁS ALTA DE DIOS!

❤ ❤ ❤

5 comentarios:

antonigl dijo...

Querido hermano en Cristo Jesus. Soy un español que AMA las Filipinas.
!!ENHORABUENA!!
Habeis sufrido pero se ha acabado. Felicidades cada dia. Que vuestra vida sea maravillosa. No desperdicieis ni un dia.
Me habeis emocionado. Un abrazo.
Viva Cristo Rey.

antonigl dijo...

Querido hermano en Cristo Jesus. Soy un español que AMA las Filipinas.
!!ENHORABUENA!!
Habeis sufrido pero se ha acabado. Felicidades cada dia. Que vuestra vida sea maravillosa. No desperdicieis ni un dia.
Me habeis emocionado. Un abrazo.
Viva Cristo Rey.

David dijo...

Enhorabuena!

Gracias por compartir una ocasion tan especial.
Me alegro de que vuestro sueño se haya hecho realidad, y de que hayais podido respetar vuestras creencias y convicciones.
La verdad es que no sabia nada del rito mozarabe ni de la Misa tridentina, y me ha hecho reflexionar sobre lo banal que es la celebracion moderna.

Muchas felicidades!

Eduardo Leone dijo...

Muchas felicidades, Pepe, para ti y para tu esposa.
Soy un seguidor de tu blog que vive en Hong Kong.
Muy lindas las fotos.
Eduardo

Alarios dijo...

Muchas Felicidades Familia Alas, vi sus fotos en Facebook, se ven muy distinguidos y elegantes...no les deseo felicidad porque sus seguidores sabemos que son ya una familia feliz, saludos desde Mexico