jueves, febrero 16, 2012

Lloro por tí, Argentina: el sadismo del presidente de la Federación Argentina de Boxeo

Me avergüenzo de nuestros hermanos argentinos, particularmente sus aficionados del boxeo. Miren este vídeo para saber por que...



Ayer el Senado Filipino pidió retirar al Ministerio de Asuntos Exteriores el enviado de Filipinas a la Argentina tras el asalto de un boxeador filipino que ganó en una pelea reciente de allí.

"Propongo que ordenemos a la DFA (Department of Foreign Affairs o Ministerio de Asuntos Exteriores) para retirar nuestro embajador en Buenos Aires y para llamar al embajador de la Argentina a este país para explicar por qué tienen que asaltar nuestra bandera, el honor, y la dignidad de este país representada por nuestro boxeador," Juan Ponce Enrile, el presidente del Senado, dijo. Sonaba molesto, pero por buena razón.

El Senado durante la sesión legislativa ayer (miércoles) decidió retirar el embajador de Filipinas en la Argentina, Rey Carandang, después de ver el vídeo (arriba) que el Senador Vicente Sotto III, líder de la Mayoría del Senado, mostró a ellos. En este vídeo, nuestro boxeador John Riel Casimero y sus colegas fueron agredidos por los espectadores argentinos el 11 de febrero después de ganar su combate contra el argentino Luis Lazarte en Mar del Plata, Argentina. Además de eso, se puede ver claramente la estupidez del árbitro durante la pelea así como varios golpes bajos o puñetazos ilegales realizados por Lazarte. Muchos de estos golpes ilegales "pasaron desapercibida" por el árbitro, dando lugar a especulaciones de que el árbitro tiene prejuicios a favor de Lazarte.

Después de la décima ronda, Casimero ganó por TKO (technical knockout o nocaut técnico) en el peso mosca junior (o peso minimosca) de la International Boxing Federation contra el argentino Luis Lazarte. Pero incluso antes de que él fue declarado ganador, el vídeo mostró que la multitud comenzó a lanzar botellas de agua, varios desechos, y sillas destinadas al boxeador filipino y su séquito. El pobre boxeador filipino, su entrenador, gerente, promoter/empresario, y otros miembros de su séquito sufrieron contusiones leves.

Para empeorar las cosas, el tonto presidente de la Federación Argentina de Boxeo, Osvaldo Bisbal, dijo que "no hay nadie para castigar a los disturbios feos después de la pelea" ("there is no one to punish for the ugly post fight riot") y "todo estaba bien" en el lugar.

¡¿QUÉ?!

De todos modos, Sotto dijo que el Philippine Games and Amusements Board ya ha enviado una carta al sádico presidente de esta federación bárbara para mostrar su preocupación sobre el incidente y para solicitar una investigación.

"¿Vamos a conformarnos con este tipo de intimidación a los filipinos? Debemos condenar en los términos más enérgicos posibles este ataque a un héroe filipino de deportes y toda su delegación filipina," dijo Sotto. Y Enrile agregó: "Debemos proteger a nuestros ciudadanos contra los malos tratos cometidos por otras naciones. De lo contrario, van a pisotear nuestra bandera, nuestro honor, y nuestra dignidad como seres humanos en este planeta."

Aunque el Senado Filipino está ocupado con la impugnación del Jefe de Justicia Renato Corona, estoy orgulloso de ellos por tomarse el tiempo para hacer frente a este acontecimiento perturbador.

Nosotros filipinos son siempre así. Cada vez que tenemos los visitantes extranjeros (políticos, deportistas, celebridades, etc), incluso, tristemente, algunos de nuestros hermanos latinoamericanos, les otorgamos la mayor hospitalidad posible. Pero ellos (los extranjeros) siempre nos falta de respeto. ¿Y qué hagamos? Nada. siempre nos mordemos la lengua.

Es hora de un cambio importante de actitud.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Luego son ellos los que van dando lecciones de moral y se permiten el lujo de llamar racistas a cualquiera.

Cruzada Austral dijo...

La verdad que como argentino e hispanoamericano siento una profunda vergüenza que no se haya sabido reconocer una derrota. Sobre todo en esta época de conflicto con Gran Bretaña en que necesitamos el apoyo de países que han sufrido el imperialismo y que son hermanos culturales. Si desde la clase política no se dio una disculpa, como integrante del pueblo me gustaría darla. Un abrazo compatriotas.

Enrique Caballos dijo...

Los argentinos suelen presumir y hablan mucho, pero pierden los nervios con facilidad y no saben perder.

Omar dijo...

Como argentino pido disculpas a todo hermano Filipino ofendido por esta cobarde agresión e invito a estrechar lazos. Esta cobarde acción fue llevada a cabo por una ínfima cantidad de gente que no represeta a los argentinos que en su gran mayoría reciben con los brazos abiertos a los extranjeros tanto turista como los que vienen a hacer su vida y familia aquí. Otra vez pido disculpas y un abrazo para los amigos filipinos desde Argentina.

Anónimo dijo...

Bueno Pepe, es cierto que el publico (argentino) se porto mal y fue muy déspota con el boxeador Filipino lo cual es lamentable, pero estoy de acuerdo con el presidente de la federación de boxeo, no hay a quien culpar, no es culpa de nadie que un grupo de maleducados haya reaccionado violentamente porque su boxeador perdió; y no por eso hay que generalizar a toda una nación y mucho menos a todos los extranjeros. No es culpa del país (Argentina) ni del embajador en Filipinas, no es un problema de estado, ni de gobierno. Por otro lado la pelea estuvo fatal y ambos boxeadores se comportaron de manera muy poco profesional (parecía una pelea callejera). No obstante el boxeador Filipino peleo mejor y con mejor técnica que el argentino (aunque ninguno de los dos peleo bien).

Anónimo dijo...

Pepe, soy argentino te sigo desde hace tiempo. Ante todo te pido disculpas, el publico que hace desmanes esta claramente identificado (el que golpea al boxeador filipino) Son los patoteros del dirigente sindical HUGO MOYANO,del sindicato camioneros, ademas es el sponsor del boxeador argentino.

Anónimo dijo...

Felicidades Pepe por sentirse orgulloso de su pasado hispano.
Le informo de que hace unos años existía una web muy activa llamada indiosbravos (o algo así)que llevaba un filipino y trataba de ayudar a recuperar la cultura e idioma español en Filipinas. Hace tiempo que está inactiva. ¡Una lástima!
Para lo que desee: olindico@hotmail.es
Mi página web sobre la participación de España en la 2ª Guerra mundial: www.arhdass.es
En un futuro publicaré una página sobre la historia militar española que se va a llamar:
Gestas y hombres, la olvidada historia épica de España.
saludos