sábado, febrero 24, 2007

Alabanza Al Castellano


¡Gracias a Dios!

Mi hija, Jewel Krystal Rose, otra vez ganó una otra medalla de honor en su escuela primaria (Asturias Ángel Montessori en San Pedro, la Laguna). Como el año pasado, termina sus estudias como una alumna sobresaliente. Su ceremonia de graduación es en el mes que viene (aquí en Filipinas, marzo es el mes de las mismas ceremonias).

Su maestra nos dijo que ella tiene que hacer una declamación. El problema es Krystal es muy tímida ante una audiencia. De hecho, el año pasado, ¡se negó a recitar su discurso corto! Pero era perdonable porque Krystal tenía sólo cinco años. Esta vez, no obstante, pienso que Krystal debe vencer su timidez.

Su maestra dio a mi esposa una pieza inglesa para Krystal a recitar. Pero mi esposa lo rechazó porque era demasiado largo. Y ya que he sido enseñando Krystal el idioma español, pensó que es un buena idea para Krystal a declamar un poema corto en español.

Busqué varios poemas cortos filipinos en español. Luego, he encontrado algo interesante (y capturó mi interés más porque mencionó nuestro apellido dos veces)...

Un poema de Federico Espino Licsí que se llama ALABANZA AL CASTELLANO.


ALABANZA AL CASTELLANO

Lengua de la locura quijotesca.

Lengua de la cordura cervantina.

Grito del Cid. Suspiro de Jimena.

Libro de buen amor del bardo de Hita.

Arcipreste de la fe nazarena.

Custodia de la luna blanquecina.

Astro sublime del arpa de Herrera.

Oración triste. Lámpara votiva.

Murmullo de la sangre de Espronceda...

Como ellos y los otros, de las liras

soñadoras: liróforos, poetas,

quiere volar la maya filipina

en alas de esta santa y pura lengua;

alas de becquerinas golondrinas

que con plumaje oscuro de tristezas

atraviesan azules lejanías.

Cielos de estrellas. Mar de blancas perlas.


Este poema dramático es tomado de su libreto CARAS Y CARETAS DEL AMOR que fue publicado el 1970 (Bustamante Press, 155 Avda. de Panay, Ciudad de Quezon, Metro Manila, Filipinas). Sencillamente, como el título dice, es una alabanza profunda de un filipino para la "lengua de la locura cervantina." Pienso que esto es el tiempo para "dar vida" a este poema hoy en día, en esta generación.

Hoy es el tiempo para dar vida a todos los poemas filipinos. Hoy es el tiempo para despertar a todos los poemas filipinos que han sido durmiendo por años en libros viejos polvorientos.
Espero que Krystal sea capaz de declamar este gran poema filipino en su graduación...

¿Pero dónde está Federico Espino? ¿Qué le pasó?

4 comentarios:

datu bancao dijo...

congrats.

ramonq dijo...

Yo también me pregunto dónde está Federico Espino; en 1992 compré su libro de poemas titulado, AVE EN JAULA LIRICA, con prólogo de DON GUILLERMO GOMEZ RIVERA, y en él aparece el poema de su artículo. A DON GUILLERMO lo conocí personalmente en el año 2005, en MANILA. Uno de sus poemas es:
LLANTO DE UN GALLLERO
Está vencido
mi gallo blanco,
mi gallo listo.
Todo apagado.
Todo perdido.
Aspecto bravo.
Perfil perínclito.
Chispa de garfio.
Airón flamígero.
Todo apagado.
Todo abatido.
Mi gallo blanco
está vencido.

JB dijo...

pepe, i've nominated you to the phil blog awards, personal category.

good luck.

PEPE ALAS dijo...

Thanks, JB...